martes, 16 de noviembre de 2010

Aitana

En este blog tiene un espacio más que merecido la figura de Aitana, y aquí vá , si se me permite la expresión, mi homenaje a ella y a sus padres, Estefania y Oscar.

Cuando estaba en España, con los preparativos para pasar esta temporada en Hanoi, navegaba por la red en busca de contactos, conocimientos y experiencias de otras personas que estuvieran ó hubieran estado aqui.

Fué así , donde conocí a Eloy , del que he tomado miles de notas y que me ayudó a conocer virtualmente la ciudad de Hanoi, a través de su blog, que aprovecho a recomendaros  http://eloyhanoi.blogspot.com/
También accedí, a  http://www.expat-blog.com/es/ el blog de los expatriados y conocí a Estefania que  me contó , tenía previsto viajar a Hanoi, más ó menos en las mismas fechas que lo haría yo.
Cuando un día, Eloy, me dijo que dejaba Hanoi para dar un salto a Colombia, me comentó que había una chica que estaba en mi misma situación de incertidumbre sobre la ciudad y que podría darme su contacto.
Cual fue la sorpresa , cuando al darme los datos, la chica era Estefania, la misma con la que y ya venía hablando días a tras.

Tres personas distintas, con vidas distintas y unidas por Hanoi, a través de Internet….si lo vieran nuestros antepasados!!!!

Comencé una relación casi a diario, a través de correos electrónicos con Estefanía, de los que nació una bonita amistad.
Yo le conté las razones de mi viaje y me enterneció saber las suyas, venir en busca de “su princesa vietnamita, Aitana”

Apenas hubo una semana de diferencia en el tiempo, entre que ella llegó a Hanoi y posteriormente lo hice yo, por lo que en cuanto fue posible quisimos conocernos personalmente y por supuesto, conocer a Aitana y su historia.

Fueron  entrañables y sobrecogedoras las palabras de Oscar y Estefanía, contándonos todo por lo que habían pasado hasta tener a la niña, en sus brazos, así como ver la felicidad que se respiraba estando junto a ellos, orgullosos de haber conseguido lo que tanto les había costado y ver como Aitana se aferraba al cuello de su padre, y les miraba y les sonreía como si no hubiera estado en sus 9 meses con otras personas que no hubieran sido ellos.

Hoy, también yo me siento orgullosa de haber conocido a esta familia gallega a quienes tengo un cariño especial y al igual que Estefania ha hecho un blog, para que el día de mañana, su hija, pueda saber detalle a detalle lo que hicieron sus padres por tenerla en brazos, sepa que se llevó un poquito de nuestros corazones en tan solo un día por Hanoi.

Felicidades a Oscar y a Estefanía y enhorabuena, Aitana !!

5 comentarios:

OSYES dijo...

Hola Silvia!!!, ante todo muchas gracias por esta entrada dedicada a nuestra princesa vietnamita, nuestra hija Aitana. Muchas gracias también por todo vuestro apoyo, a tí y a Alfonso, y lo más importante... ¡¡muchísimas gracias por vuestra amistad!!, que estoy segura durará para toda la vida.
Aitana está ahora mismo durmiendo desde las 20:30 horas, y yo me he puesto a leer mi correo como acostumbro a hacer por las noches, y... ¡¡que gran sorpresa!!, no sabes lo que me he emocionado, me caían las lágrimas y se lo quería leer a Óscar y no era capaz, me temblaba la voz.
Aitana sabrá siempre la amistad que une a sus papás con vosotros y se sentirá también orgullosa y encantada de tener unos amigos tan maravillosos.
Gracias AMIGA por dedicar un espacio en tu blog a nuestra hija. Un besazo y te esperamos en Galicia.

eloy dijo...

es increible como Internet y Vietnam han hecho que nos encontremos...
Que viva Aitana!!

OSYES dijo...

Hola Eloy!!, tienes mucha razón, nos han unido mucho y espero que sea para toda la vida.
Ah!!, que sepas que a tí también te esperamos por Galicia aunque como a Alfonso, seguro que tardaréis, pero yo espero, jajaja.
Un besazo.

Alfonso dijo...

Al final me hareis llorar a mi!!!!!!
Aqui me teneis para l oque necesiteis, y si Eloy echa algo en falta de estas tierras vietnamitas no dudes en pedirlo que alguna manera tendremos de hacertelo llegar.
Un fuerte abrazo a todos.
Alfonso desde Hanoi

eloy dijo...

jeje,
gracias, gracias, gracias